El Período Berlinés

Para alejarse de la represión fascista de España, Gustavo descubre la ciudad de Berlín. En el año 71 fue invitado a las “Berliner Festwochen” (Fiestas de Berlín) y más tarde, en 1976 fue cuando conoció a su segunda esposa, Regine, y a partir de entonces empezó a emerger su carrera artística en esta ciudad. Gustavo se queda casi 20 años en Berlín y forma parte de la ciudad: con exposiciones significativas y llamativas para el público. Hoy en día el arte de Gustavo sigue siendo de gran notoriedad en todas las esferas berlinesas. Aquí también sigue adelante su carrera en otras partes de Alemania y a nivel internacional. Durante esta época, Gustavo disfruta con su arte que el mismo denomina “grotesco”, de las situaciones absurdas de sus cuadros y de los títulos surrealistas y poéticos que cobran  importancia y se convierten en un referente para los amantes del arte.