Los Comienzos

Desde su infancia Gustavo solamente quería pintar. A los 24 años, tuvo su primera exposición en Palma y poco después la primera en el extranjero, en Amberes, mientras vivía en Bélgica  (1964 -1968). Durante este período, Gustavo encontró su camino artístico. Al principio pintaba al gouache, pero pronto descubrió el óleo. Pintaba los cuadros con espátula, por ejemplo paisajes, retratos y interiores. Algunos al estilo neocubista. El idioma común es una poderosa vitalidad de colores.