Banquero de luto, político arrepentido, contable devoto, señores anónimos y un ángel medio cabreado, reconociendo todos ellos lo bien que se vive en Suiza
30 x 40 cm, 2013